Tel: +506-2460-3525 / +506-8879-1923
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Envíenos sus Noticias
Infórmenos
Lunes, 11 Noviembre 2019 22:34

Abuelita es homenajeada en Hospital San Carlos por cumplir 51 años de visitar pacientes todos los días


“Doña Olga Aguilar González con una sonrisa permanente y radiante de felicidad, recibió su arreglo de girasoles”. “Doña Olga Aguilar González con una sonrisa permanente y radiante de felicidad, recibió su arreglo de girasoles”.
“Si volviera a nacer haría lo mismo y más…porque me duele ver a la gente con hambre, con frio, con dolor”, expresó entre lágrimas y suspiros Olga Aguilar González.
A paso lento pero firme, así camina doña Olga Aguilar González por los pasillos del Hospital San Carlos. Ella festeja una fecha muy importante, no celebra sus 92 años de vida, sino los 51 que tiene de visitar enfermos, cuidarlos, alentarlos con sus palabras y hasta cobijarlos sin ningún tipo interés.
“Alegría es lo que me da, porque durante todo el tiempo que hice el bien, no tuve ningún interés económico” dijo entre sonrisas y sollozos esta vecina de San Antonio de Ciudad Quesada.
Por este gesto desinteresado, por su profundo amor y su incondicional entrega el Hospital San Carlos la homenajeó con un arreglo de girasoles, que representan la admiración y la buena fe y un certificado de reconocimiento.
“A Doña Olga le dimos girasoles porque estas flores simbolizan el amor puro, un corazón agradecido que no olvida y que expresan la fidelidad al prójimo, en este caso a los enfermos” destacó el Dr. Edgar Carrillo Rojas, director general del hospital San Carlos.
Doña Olga empezó a visitar enfermos en el hospital viejo, en Ciudad Quesada, cuando cumplió los 51 años. Para ese entonces ya había cumplido la misión de criar a sus doce hijos.
“Me levantaba muy temprano a hacer el oficio de la casa para no tener atrasos y estar puntual a la hora de la visita en el hospital. Era la primera que llegaba y la última que salía, muchas veces me quedé hasta tres horas ayudando, por dicha mi esposo me apoyaba siempre y los funcionarios también” narró doña Olga.
Esta abuelita ejemplo, menciona que entre sus funciones en cada visita, ella cobijaba a los enfermos que estaban descobijados, daba de comer a los que no lo hacían por sus propios medios y como le gusta hablar mucho les daba palabras de aliento.
Doña Olga expresa que para ella el compartir con los pacientes  ha sido una alegría que viene de Dios, se sentía muy útil e identificada con los hospitalizados”
¿Su mayor conmoción en el Hospital San Carlos?
“Mmmm”, suspira profundo, “la erupción del Volcán Arenal en 1968, fue devastadora. No conocía a ninguna de las personas que llegaban quemadas pero era como si se tratara de mi familia; niños solos, abuelos heridos, jóvenes desorientados. Dios me ayudaba a socorrer a más de uno y me daba la fuerza, yo me desahogaba en los rincones porque era terrible…. La tristeza deambulaba y se veía por todo lado”.  
Trabajadores del hospital San Carlos aplauden la mística y el desprendimiento de la abuelita que muchos conocen en la Región Huetar Norte. Por ello, le hacen saber sentidos mensajes durante el homenaje.
“Día de la madre, Semana Santa, Navidad, Año Nuevo, no había día que faltara. A veces hacíamos fiestecitas y ella decía: Ya casi vuelvo, voy al hospital y regreso si quiere empiezan y yo me uno al rato” comentó Yadira Salas Aguilar, hija de doña Olga.
“Acciones como la de doña Olga son dignas de reconocer y admirar. Demuestran que el cariño, vocación y desprendimiento se trae. Este ejemplo debería replicarse en la sociedad costarricense y en todo el mundo”, destacó la Dra. Gabriela Navarro, Jefa de Consulta Externa HSC.
“Ojalá la historia de esta mujer despierte en otras personas el espíritu de servicio desinteresado, porque esta voluntad de hacer cosas sin esperar nada a cambio provocan cosas muy buenas en las personas, más si están convalecientes” mencionó Oscar Vargas Murillo, Director Administrativo Financiero.
“No logro imaginar el impacto positivo que tuvieron los pacientes al escuchar la voz de doña Olga. Esta sencilla mujer nos da una cátedra de lo que es el verdadero amor al prójimo. Muchas gracias por cuanto ha hecho por los enfermos” destacó el Dr. Carlos Mario Quirós Salazar, jefe de Cirugía.
Esta sancarleña, mantiene su don de ayudar aunque sea desde el más íntimo rincón de su casa, asegura que si no puede en adelante visitar enfermos en el hospital San Carlos permanecerá unida a ellos por medio de la oración.
Durante los 90 años de historia del Hospital San Carlos no se registra ninguna participación tan activa como la de doña Olga.
“Si volviera a nacer haría lo mismo y más…porque me duele ver a la gente con hambre, con frio, con dolor” culminó entre lágrimas y suspiros la mujer de buen corazón y buen ver Olga Aguilar González.
Diego Soto López
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Todos los derechos reservados San Carlos Al Día
Diseño y diagramación por My506.com
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.