“Es facil correr cuando la competencia se detiene”
escrito por Gerardo Quesada   
viernes, 16 de marzo de 2012

    Al iniciar este año 2012  el Gobierno y el Banco Central, presentaron  un panorama en materia económica de  pronóstico reservado, ante la  no aprovación del  paquete de impuestos, que les  obliga a endeudarse más, para poder cumplir con sus obligaciones internas y externas.
    Ante este panorama, los costarricenses, somos víctimas de la duda, la inestabilidad y la confusión, que a su vez repercute en  el crecimiento económico del país. No sabemos si fue una estrategia gubernamental, para presionar la aprobación del Plan Fiscal, pero sabemos que el daño que un  mensaje de este tipo le hace al  país es  real y sí repercute directamente en la generación de empleo, desde nuestras propias empresas, que dependen de una pequeña economía como la nuestra y que cualquier chisme,  hace que las micro, pequeñas y medianas empresas, que son la mayoría  en Costa Rica, en el mejor de los casos se mantengan ancladas, por el temor a  caer.
    Hay signos  reales, que sí deben preocuparnos y debemos aprender a leerlos, si queremos  ser precavidos. La situación que vive Europa y los mismos Estados Unidos, son  realidades que sí afectan una economía altamente dependiente, a nivel de exportaciones a estos dos mercados. Desde el turismo, hasta la piña, o el banano,  dependen de esos dos mercados.
    Por dicha o desdicha, cada quien podrá verlo desde su propio ángulo,  muchas  de nuestra PYMES subsisten al brindar servicios a empresas ligadas a  estos sectores. Si ellos están bien, muchas familias se beneficiarán con nuevos empleos, o al menos, les garantizaran trabajos estables, pero de lo contrario, el efecto dominó  será inevitable.
    Ante esta realidad, no podemos  pedir  una paralización de todas nuestras actividades, dejar que el  temor nos  gane, o sentarnos a llorar. Es necesario  trabajar con mayor fuerza,  demostrar que en tiempos de crisis,  podemos  resultar triunfadores  y hacer que el producto o servicio que ponemos en el mercado, sea el mejor y que además, pueda competir con el mundo.
    Debemos  tener presente, que en el mundo empresarial, la actitud de sus líderes  marcará el futuro de la empresa  en momentos de crisis. “Siempre será más fácil correr, cuando el competidor se detiene”, es actitud, y esa va depender de  cada persona.
    Mal haríamos, en  actuar como si nada pasara, el mundo está en crisis, por culpa de quien sea, pero esa es la realidad que tenemos. Debemos ser valientes en la defensa de lo que tenemos, duros y pensantes, a la hora de escoger nuestros representantes políticos y  dispuestos a luchar, contra aquellas medidas  injustas que nos afecten.
La pasividad y el consumismo nos tienen hoy de cabeza; pecamos  por  creernos  estadounidenses, consumiendo  todo y endeudándonos para hacerlo, permitimos que otros decidieran por nosotros, nombramos muchos corruptos en las municipalidades y en los gobiernos,  y hoy estamos en crisis.
Pero la crisis no solo es económica, también es de valores, de identidad y ante todo de pantalones y enaguas para  asumir nuestras responsabilidades, en lo individual y en lo colectivo.
Que Dios nos ayude a salir airosos de esta prueba y que  al final, podamos heredar una Costa Rica mejor, para las generaciones venideras.
 
SEO by Artio